Cómo quitar el Esmalte Semipermanente

Prepárate para aprender a sacar un esmalte semipermanente como un auténtico profesional. Un error bastante habitual es confundir los términos, permanente y semipermanente, porque a la hora de hablar del retirado la cosa cambia.

¡Sigue leyendo!

sacar esmaltes semipermanente

En la actualidad encontramos distintos tipos de esmalte semipermanentes, los que van con lámpara y los que van sin lámpara.

Sacar Esmaltes Semipermanente gel sin Lámpara

Los esmaltes que son de acabado gel o efecto gel, que no necesitan de lámpara para secar, son lo más sencillos de retirar, además, lo podrás hacer de manera sencilla, cómoda y desde casa.

Primero de todo prepárate los utensilios y coloca una toalla en el lugar donde lo vayas a realizar. Para ello necesitarás algodón, quitaesmalte, una lima y un acondicionador de uñas o aceite para cutículas.

Es tan sencillo como empapar el algodón en quitaesmalte, presiona ligeramente y pasado unos segundos haz círculos. Se retira igual que un pintauñas tradicional, seguramente te costará un poco más de lo habitual , por lo que tendrás que insistir un poco más.

Quitar Esmalte Semipermanente con Lámpara

El esmalte semipermanente con lámpara y el permanente, se retiran exactamente igual. La única diferencia es que el permanente costará un poco más, y previamente tendrás que abrir el poro.

Te explicamos paso a paso todo los detalles de cómo quitar un esmalte.

  • Ante de comenzar prepara todos los utensilios que vas a necesitar para poder llevar a cabo la retirada del esmalte permanente. Te evitarás levantarte 100 veces.
  • Te aconsejamos que antes prepares los trozos de papel de plata, cortados en rectángulos. Si quieres ahorrarte este paso, también puedes comprar las envolturas de uñas ya hechas, llevan el algodón incorporado.
  • Necesitarás, una toalla para ponerla en el lugar que vayas a hacerlo, removedor de esmalte, que no quitaesmalte, no es lo mismo, es específico para ello, un palito de naranjo, de los de madera, los trozos papel de plata, trocitos algodón, lima, lima pulidora y aceite para uñas.
  • Una vez preparado todo, lava y desinfecta tus manos antes de comenzar, así eliminarás todo tipo de residuos, algunos puedan interferir e impedir una buena retirada.
  • Este paso no será necesario si tu esmalte es semipermanente. Lima ligeramente por encima el esmalte, hazlo con cuidado, solo queremos romper, no queremos llegar a la uña. El limado tiene que ser superficial, para deshacer el top coat transparente del esmalte.
  • Una vez realizado el paso anterior, impregna generosamente el algodón en líquido removedor y colócalo encima de la uña, envuélvelo con papel de plata. La envoltura debe quedar firme y bien apretada. De lo contrario, si queda suelta, el líquido puede evaporarse y te puede costar más retirarlo.
  • Deja que el líquido haga su función y espera 10 – 15 minutos. Evita hacer cosas en este tiempo para evitar que se caigan las envolturas.
  • Pasado el tiempo, retira las envolturas una a una, es decir, retira primero una envoltura y retira, a continuación otra y así. Si las quitas todas de golpe te costará más.
  • Para retirarlo ayúdate del palito de madera. Empuja suave y ligeramente, comienza en la cutícula y hazlo hacia el borde, haciéndolo en este sentido evitas que la uña se raye.
  • Una vez hayas finalizado el proceso más costoso, y ya tengas las uñas libres de esmalte, pasa una lima pulidora, esto ayudará a acabar de retirar algún resto y para acabar de suavizar. Recuerda, hazlo en un único sentido.
  • Y para terminar y dejar las uñas renovadas, sanas y listas para otra futura manicura, es muy importante aplicar aceite de cutículas. Esto es fundamental para una duración más óptima en las manicuras.

Deja un comentario